Ponte en forma a los 40 años

Ponte en forma a los 40 años

La edad no está en el DNI, está en el corazón. Una frase hecha pero que en muchas ocasiones es cierto. En mi caso nunca pensé que a los 40 años podría ponerme en forma, estar hecho un chaval y volver a mi adolescencia. Desde hacia tiempo sentía que no me encontraba bien. Los síntomas eran los típicos de las cuatro décadas en la espalda. Es decir, cansancio físico y mental, pocas ganas de hacer cosas y muchos detalles físicos.