Consejos para hacer una mudanza fácil

Consejos para hacer una mudanza fácil

Si estás en ese momento de la vida en la que tienes que hacer una mudanza, prepárate. Toma nota de estos consejos que te vamos a dar porque te van a venir muy bien. Y es que realizar una mudanza siempre supone un trastorno. Tanto si la vas a hacer en tu casa o en tu oficina, es mejor que te dejes asesorar porque de no hacerlo, se puede convertir en la peor de tus pesadillas.

Eso sí, antes de hacer Antes de hacer una mudanza, nuestra recomendación es que te asesores para conocer cuánto cuesta una mudanza. Es recomendable que fijes una cantidada para que luego no se te vaya de las manos. Por ejemplo, la empresa Mudanzas Alicante lo que hace es darte un presupuesto cuando conoce cuál es la manera de realizar la mudanza. De esta manera puedes valorar si te merece la pena contratar a una empresa de mudanzas o si quieres hacerlo tú mismo. Nuestra recomendación es que apuestes por llamar a una empresa porque al final, lo barato sale caro. Además de que tendrás que hacer más viajes, seguro que tu cuerpo (sobre todo tu espalda) te lo va a agradecer.

Piensa con antelación

El primer consejo que te vamos a dar es que pienses con antelación. Es decir, una mudanza no se hace de la noche a la mañana. No está mal que durante los dos meses previos vayas pensando cómo quieres que sea el traslado. Cuando tengas decidido el día, piensa que si es en fin de semana la empresa te cobrará más. Cuenta si es verano o invierno, y si la calle está en obras o no. Cuantos más datos des a la empresa y se lo dejes más fácil, será mejor. Hay estudios que dicen que los meses más caros para realizar una mudanza suelen ser entre junio y septiembre.

Deshazte de lo que no necesites

Una mudanza no supone pasar todo lo que tenas en tu casa o en tu oficina al otro lado. Es más, todo lo contrario. Una mudanza puede servir para hacer limpieza y tirar todas esas cosas que no necesitamos. La idea es no convertirnos en un Diógenes. Si de verdad no sabes qué hacer con las cosas, puedes probar a donarlas a ONG. Seguro que lo pueden aprovechar mucho mejor que tú. Si no quieres darlo para donar, también puedes venderlos por Internet. Ahora mismo hay muchas aplicaciones en los móviles que sirve para vender ropa o cosas de segunda mano. Quizás sea la mejor forma de ganar un dinero extra para pagar a la empresa de mudanzas.

Haz un inventario

repara una lista exhaustiva de todas tus pertenencias y clasifícalas por nombre. Esta clasificación puede estar basada en qué es lo que te vas a llevar contigo, qué es lo que dejas atrás en un almacén, qué es lo que vas a regalar/vender y cuáles son los objetos que vas a tirar. Haz dos listas para tener claro que es lo que ya has embalado, si ya está en camino y si ha llegado a su destino.Ya verás que bien te viene cuando estés haciendo la mudanza, así sabrás dónde tienes las cosas. Por cierto, cuando hagas este inventario, aprovecha también para  calcular el volumen. Las empresas de mudanzas cobran en función del volumen, por lo que tienes que saber cuántos metros cúbicos tienes que transportar .

Artículos protegidos

Una buena idea para las mudanzas es que tengas suficiente material protector para rellenar tus cajas y papel de burbujas para envolver aquellos objetos más delicados. No tener suficiente protección puede poner en riesgo tus posesiones y pueden resultar dañadas. Aunque es cierto que ahora mismo las empresas de mudanzas siempre tienen control, es más, la mayoría tienen seguro para pagar en caso de romper. Es cierto que lo mejor es que se lo demos con estas facilidades.

Limpieza

No te olvides de aprovechar la mudanza para para limpiar habitaciones del nuevo lugar donde vas a ir. También hazlo con los electrodomésticos, que ya sabes que acumulan mucho polvo. Es la mejor manera de tenerlo todo limpio, y de no limpiar dos veces a lo tonto. ¿Verdad?

Ahoya ya has visto que las mudanzas pueden ser un trastorno, pero si hacemos las cosas como las tenemos que hacer, todo puede salir mucho más cómodo. Lo principal es ponerte en manos de profesionales pero también, poner un poco de sentido común para dejarlo todo controlado. Así pues, buena mudanza.