Después de más de un año de pandemia, cuida de tu salud y disfruta de un merecido descanso en Ibiza

Después de más de un año de pandemia, cuida de tu salud y disfruta de un merecido descanso en Ibiza

Cuando pensamos en nuestra vida antes de la pandemia de coronavirus lo vemos como algo lejano e inalcanzable, como una vida que ya no está en nuestras manos y a la que no sabemos como regresar. Y es que hay muchos niños que no conocen cómo era la vida antes de la mascarilla, antes de las restricciones incluso para ir al parque ni lo que se sentía al reencontrarse con un amigo o compañero de clase después de mucho tiempo y poder saludarlo con un buen abrazo.

Pero, después de meses y meses cumpliendo con las limitaciones y tratando de disfrutar de los pequeños momentos que podíamos vivir, empezamos a ver la luz al final del túnel y podemos retomar una ligera normalidad: el estado de alarma ha finalizado, las comunidades autónomas de España han levantado su cierre perimetral y las aerolíneas y los buscadores online nos vuelven a bombardear con ofertas. Y este año, además, lo más seguro será elegir un destino turístico nacional, ya que conocemos las restricciones vigentes en cada zona y así evitamos multas, cuarentenas y problemas. Pero no solo eso, sino que después de más de un año sin turismo las zonas costeras de España están sufriendo una gran crisis económica, con muchos ciudadanos considerados de clase media necesitando ayuda económica.

Uno de estos destinos que está sufriendo, pero que volverá a ser lo que era es Ibiza, la paradisíaca isla ubicada en Baleares. Y es que hay muchas formas de llegar a este destino: el avión es la más socorrida y rápida, aunque a priori puede molestar tener que alquilar un coche en la isla al no poder viajar con el propio. Pero incluso para eso tenemos solución: o viajas en barco desde Valencia, Denia o Barcelona para poder llevar el coche contigo o, mejor todavía, contratas un servicio que te lleve el coche al destino mientras tú te desentiendes y viajas tranquilamente en avión, como por ejemplo nos ofrecen desde Transportes Cars.

Y qué se puede ver en Ibiza, te preguntarás. Para ponértelo todo más fácil, te ofrecemos un breve resumen:

  • Las playas. Sin duda, son el principal atractivo de Ibiza gracias a sus aguas cristalinas, la arena fina y clara y su entorno, repleto de pinos. La playa de Las Salinas probablemente sea la más popular, ya que todos los famosos se dejan ver entre sus tumbonas y refrescándose en sus aguas. Pero, sin duda, el principal atractivo de la isla blanca son sus calas. En Benirrás, por ejemplo, es muy famosa la tamborada que se realiza cada domingo mientras se puede disfrutar de la puesta de sol. Cala d’Hort es otro punto emblemático de la isla, con su espectacular islote de 400 metros llamado Es Vedrà. Y si estas dos calas te parecen poco (spoiler: querrás pasar todas tus vacaciones en estos dos enclaves), otra de las reinas de la isla es Cala Bassa, probablemente la playa de aguas más limpias y claras ubicada en un entorno envidiable.
  • Si lo tuyo es pasear, el castillo de Ibiza, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, no te dejará indiferente. Paseando por sus calles podrás hacerte una idea de cómo se vivía en Ibiza durante la Edad Media y también podrás disfrutar de las increíbles vistas de toda la isla que desde lo alto del castillo se aprecia. Además, una de sus plazas está repleta de restaurantes con mucho ambiente donde los turistas extranjeros hacen sus delicias.
  • Y hablando de restaurantes, en esta isla del Mediterráneo hay muchos y muy buenos. Destacan sus productos del mar, pescados en la costa ibicenca y que cuentan con un gran sabor y una gran calidad. También sus postres típicos, muy característicos y con unos sabores difíciles de encontrar en cualquier otro lugar, así como sus licores.

¿Por qué es importante tener un coche durante tu viaje en Ibiza?

Es verdad que Ibiza es una isla relativamente pequeña, pero que merece ser descubierta. Y es que la mayoría de sus rincones más especiales se encuentran apartados de los lugares más céntricos, a los que es imposible llegar sin automóvil. Por ello, es esencial contar con un coche o una moto con los que poder hacer rutas y descubrir los lugares más apartados.

Pero, además de eso, otro motivo para contar con automóvil es la posibilidad de escaparse a la isla vecina, Formentera. Merece mucho la pena, es mucho más pequeña que Ibiza y con un vehículo es fácil conocerla en un solo día.