Trucos para ponerte en forma después del verano

Trucos para ponerte en forma después del verano

Estamos ya a finales de agosto y el verano o las vacaciones de estío comienzan a tocar a su fin para muchos. La vuelta a la rutina es un buen bajón para casi todos, ya que perdemos nuestro tiempo libre para disfrutar de las aficiones, compartir hobbies y tiempo con los amigos o también porque por fin podemos desconectar unos días del estrés que supone el trabajo. Pero una buena manera de volver a nuestros hábitos de invierno puede ser el establecernos retos, como el ponernos por fin en forma, sobre todo después de los excesos con la comida que todos cometemos en estas fechas. Comida, deporte, rutinas… Aquí os daremos unos cuantos trucos para coger la forma pronto. Equípate con ropa deportiva a través de la red en la tienda online de Marian’s Sport, donde son especialistas en personalizar el calzado deportivo, y a por ello.

Lo mejor para volver bien de vacaciones y no sentirse abrumado durante los primeros días de trabajo y de vuelta a la rutina es regresar a casa unos días antes, de forma que no será un choque el cambiar de vida, sino que lo podemos hacer paulatinamente. De esta manera podemos aprovechar los primeros días para poner lavadoras, recoger la casa, hacer una limpieza a fondo y pasarnos por el supermercado para equipar la nevera, eso sí, con comida sana. Lo que conseguimos así es que la vuelta a la rutina, el día que comencemos a llevar la vida que nos hemos propuesto (combinando nuestro trabajo con el ejercicio) no se nos haga tan duro y no resulte un choque. De hecho muchos expertos aconsejan también empezar a echar un ojo a las tareas del trabajo un día antes de incorporarse para que sea más llevadero.

Si es posible, podemos también comenzar ya a hacer deporte unos días antes de empezar a trabajar, de manera que lo incorporemos de forma pausada, sin impacto por así decirlo. Y lo mismo podemos hacer con la dieta. Ya que estaría genial acostumbrar al cuerpo a un menor aporte de calorías.

Una dieta sana y equilibrada

En cuanto a la dieta, sería clave que empezásemos a establecer unas horas fijas para comer que respetásemos todos los días. No se trata únicamente de comer cinco veces el día, sino de hacerlo siempre a la misma hora, ya que nuestro cuerpo tiene memoria y podemos afectar al metabolismo si no respetamos los horarios. Y ya se sabe el dicho: desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo. Si cumplimos esto junto con un aporte de fruta por ejemplo a media mañana y para la merienda, lo estaremos haciendo perfecto.

En lo tocante al deporte, aquí tenemos que jugar con cuáles son nuestros objetivos y qué es lo que más nos gusta hacer. Uno de los mejores ejercicios para el cuerpo es la natación, pero puede que resulte insuficiente para aquellos que deseen mejorar todavía más su cuerpo. Correr, hacer marcha, apuntarse a crossfit, ir a clases de tenis, de danza del vientre… Tenemos un montón de posibilidades entre las que elegir en función de aquello que más nos guste o donde nos sintamos más cómodos. De hecho, mientras unos prefieren los deportes o juegos en equipo para divertirse y motivarse, otros son los que no se sienten cómodo o se notan con vergüenza en un gimnasio con más gente.

Asimismo, para aquellos que se quejan quizás de que en esta época les resulta más complicado sacar tiempo para hacer ejercicio, una buena opción es aparcar el coche y comenzar a ir al trabajo en bicicleta, quemando calorías, ahorrando gastos de gasolina y aparcamiento y hasta siendo más respetuosos con el medio ambiente. Todo es ponerse.