¡Ya está bien!

¡Ya está bien!

Oigo decir a la gente, a la población, que nuestra sociedad ha cambiado, que ya no es tan machista como lo era antes y que ambos sexos están ahora prácticamente equiparados y luego, sin embargo, escucho casos de acoso sexual, humillaciones e incluso abusos que se llevan a cabo, según los acosadores, porque la víctima le había incitado a ello. Increíble ¿verdad? Pero cierto.

Soy mujer, escribo habitualmente en un blog de belleza porque me gusta sentirme bien, por dentro y por fuera y estoy harta de escuchar comentarios sobre hombres, e incluso otras mujeres, que aseguran que “esta o aquella se viste así para provocar”, “va siempre tan arreglada para provocar” o “se cuida tanto porque le gusta provocar”. ¿Enserio? ¿Así es como seguimos en pleno siglo XXI?

Ante tal despropósito me he propuesto mover un poco todo este tema y pedirles a todas las mujeres que se sientan acosadas sexual o laboralmente hablando, que levanten la voz y, por supuesto, que busquen ayuda legal para que nunca nadie vuelva a tratarlas de esa manera.

Debemos tener claro que el acoso laboral puede ser, o no ser, sexual. Una cosa puede o no tener algo que ver con la otra. Sin embargo, las estadísticas demuestran que en un alto porcentaje de los casos de acoco laboral sufridos por mujeres, de mano de hombres, hay también un alto grado de acoso sexual. Ante cualquier indicio, duda o atisbo de estar sufriendo algo parecido, lo primero que debemos hacer es ponernos en contacto con profesionales que puedan ayudarnos. En acosolaboral.com.es y en acososexual.net encontraremos el apoyo y el asesoramiento que necesitamos para salir adelante ante un tema tan delicado como este.

Un dato muy curioso podemos verlo fijándonos en las celebrities españolas. Mientras que el número de acosados (hombres) sexuales en el mundo del famoseo se reduce a unos pequeños casos, el número de mujeres acosadas sexualmente entre las famosas de nuestro país es muchísimo más alto. No pretendo quitarle importancia al hombre acosado pero la realidad es que hay un mayor número de mujeres y aún es mayor el número de veces, en proporción con el género masculino, en las que ese acosador pasa a entrar en la vida real de dichas conocidas mediáticas.

No siempre hablamos de amenazas sexuales ni mucho menos, también hablamos de insultos, amenazas de muerte y cosas peores. Ejemplo de ello es, por desgracia, la periodista Lara Siscar, presentadora de TVE, quien, en 2013, dos personas empezaron a insultar, amenazar y denigrar a la periodista a través de twitter. Poco después pasaron a amenazar e insultar a personas cercanas al entorno de la periodista e incluso la abordaron en plena calle. En 2014 se puso en contacto con la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional y denunció el caso. Tras ocho meses de investigación, en febrero de 2014, la policía delito a uno de los acosadores en Madrid y poco después al otro acosador que residía en Palencia.

Otras famosas que han sufrido acoso son: Ana Pastor (periodista), América Valenzuela, (periodista), Eva Hache (actriz y presentadora) y, por desgracia, muchas más.