Así se hace un trasplante capilar

Así se hace un trasplante capilar

Hace años cuando una persona era calva sabía que así se iba a quedar. Hay que recordar que el dicho de “vendedor de crece pelo” no es por casualidad. Y está claro que se trataba de personas que intentaban engañar a otras. Pues bien, desde hace unos años el trasplante capilar ha sufrido una revolución. Ahora una persona calva puede cambiar su vida por completo. Y es que detrás de una persona sin pelo, también puede haber una serie de problemas. Gracias a la tecnología, esto se ha acabado.

Ahora bien, es cierto que detrás de un trasplante capilar hay mucho trabajo y unos grandes profesionales. Estamos ante una reparación moderna o una cirugía correctiva, y se realiza idealmente mediante el uso de la técnica FUE, como nos indican desde Fue Hairtransplant.

Antes de comenzar, tenemos que tener en cuenta que cada caso, cada paciente es muy diferente. Hay que tener en cuenta el grado de alopecia, la edad, el tipo de cabello, clase de grupos foliculares, el grosor y color del cabello, y un sinfín de factores que harán que cada paciente sea un caso realmente diferente.

Pre operatorio

El paciente ha de facilitar información de su historial médico a nuestro hospital. E incluso hacernos llegar un informe médico indicando las enfermedades y tratamientos relevantes si los hubiese. A la llegada a Estambul, nuestro chofer le llevará directamente al hospital para realizar una analítica de sangre. Para asegurarnos de que el paciente se encuentra en óptimas condiciones para someterse a un Trasplante Capilar.
Es muy importante evitar tomar antiinflamatorios y aspirinas 10 días antes de la intervención. Así como evitar el alcohol, tabaco y café 24 horas antes.

Por lo general, la técnica FUE se implementa para eliminar injertos más grandes y, a continuación, diseccionarlos de nuevo según las unidades foliculares del cabello que se pueden obtener y plantar de nuevo de manera más natural. La técnica se conoce como extracción de injerto capilar.

En este tratamiento también se le aplicará al paciente anestesia local. El número de injertos puede llegar a las 300 unidades por ceja. En el caso de las mujeres suele ser inferior. Los folículos dependiendo que el paciente sea hombre o mujer se suele obtener de diferentes áreas. En el caso de los hombres se suele obtener de la zona occipital. Sin embargo en el caso de las mujeres se suele extraer de la zona justo encima de las orejas donde el pelo es mucho más fino.

Las unidades foliculares como en otros tratamientos, se colocan una a una. Siendo de vital importancia la angulación y dirección en la colocación de las mismas para dar un aspecto natural.

Técnica FUE Sapphire

Con la nueva técnica FUE Zafiro ( FUE SAPPHIRE ) para realizar la apertura de canales, ya no se utiliza un bisturí con punta de metal, ahora esta es sustituida por una punta de una piedra preciosa llamada zafiro.

El uso de esta punta de zafiro hace que la piel sufra menos en la operación y, con ello, cicatrice mejor y haya un menor sangrado. Los canales que se abren con la FUE Zafiro son más pequeños y se adapten mejor a la sección natural del cabello y esto hace que el cabello tenga menos espacio para moverse durante la fase curación. Los efectos del post operatorios se ven muy reducidos gracias a esto.

Camuflaje capilar

El método implica el uso de micro injertos o de una, dos o tres pequeñas unidades foliculares de cabello para trasplantar el pelo en la zona frontal. Estos injertos se utilizan posteriormente para ocultar otros injertos más grandes y mejorarlos en apariencia, haciéndolos parecer más naturales y estéticos. Solo se retiran los injertos más amplios, lo cual reduce el costo y el tiempo involucrados en el proceso. El proceso es muy útil y puede ahorrarle más injertos.

Corrigiendo una cicatriz

La técnica de extracción de unidades foliculares puede camuflar o corregir las cicatrices que puedan surgir tras un proceso de reducción del cuero cabelludo o de extracción capilar. Un proceso de reducción del cuero cabelludo agota la calidad capilar del donante y consigue que el cuero cabelludo sea extremadamente ajustado, lo que hace que las cirugías correctivas sean sumamente difíciles. La técnica FUE puede solucionar todos estos problemas. El proceso puede extirpar parte del cabello de la zona donante y colocarlo instantáneamente sobre las cicatrices para ocultarlo por completo. Aunque esta técnica de trasplante capilar en Turquía necesita múltiples sesiones, puede esperar obtener muy buenos resultados.