Dientes blancos: el mejor efecto para tu belleza

Dientes blancos: el mejor efecto para tu belleza

No hay nada en esta vida que resplandezca más que una dentadura sana. Es la llave que te abre cientos de puertas. Puertas como las sociales, porque será mucho más fácil encontrar una pareja. Además no dudarás en reír todo el día por lo que tu estado de ánimo será mejor. Además las puertas laborales se abrirán de par en par. Es mucho más sencillo que te contraten en un lugar de cara al público teniendo una bonita dentadura que si tienes los dientes negros y podridos.

Ante esto, está claro que hay que acudir a centros especializados. Olvídate de estos trucos caseros que nos dicen que nos pueden aclara el blanco de los dientes. Eso no sirve para nada. La única forma será la de acudir a una clínica dental y que te sometan a un tratamiento de blanqueamiento. Eso sí, lo tienes que hacer en manos de profesionales, en nuestro caso para conocer más sobre este proceso, acudimos a Clínica Dental Lodonthos para que nos informen.

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético que consiste en eliminar, por medio de sustancias químicas, todas aquellas partículas que alteran el color original del esmalte. El tratamiento debe ser individualizado para cada paciente, puesto que las causas y la intensidad del oscurecimiento varían de una persona a otra.

Dientes sucios

Muchas veces nos preguntamos cómo es posible pasar de tenerlos blancos a un color tan feo. Pues seeguro que sabes todos los motivos.

Bebidas

Al tomar bebidas como té, café, vino tinto u otros alimentos con un alto contenido en colorante.

Tabaco

Otra causa de gran importancia es el tabaco, que puede hacer que sus dientes tengan un aspecto amarillento.

Caries

Las caries dentales, los empastes y el sarro pueden contribuir, de manera considerable, a la decoloración.

Nervios dentales

Si los nervios y los vasos sanguíneos de los dientes son dañados por una caries o un golpe, también pueden llegar a oscurecerse.

Medicamentos

Algunos tipos de manchas pueden ser causadas por enfermedades o medicamentos. Por ejemplo, si un tipo de antibiótico llamado “tetraciclina” se administra a niños cuyos dientes aún están desarrollándose, cuando sean adultos sus dientes tendrán, probablemente, un aspecto amarillento o verdoso.

Blanqueamiento externo:

 

Tratamiento ambulatorio

Es un sistema profesional que se realiza en casa. Se hacen unas férulas personalizadas en las que se aplica el gel blanqueador.

Tratamiento en consulta

Es el procedimiento de blanqueamiento dental más avanzado científicamente, en tan sólo una cita puede blanquear espectacularmente sus dientes. El profesional le aplica el gel blanqueador que mediante una lámpara de luz actúa conjuntamente penetrando en el diente, disolviendo las manchas y aclarando la decoloración.

Blanqueamiento interno:

Está indicado para aquellos dientes que puntualmente se han oscurecido, sea después de un tratamiento de conductos o porque se han infectado..

Estas son las razones para hacerte un blanqueamiento

Si todavía te estás pensando si hacerte un blanqueamiento o no, estas son las razones que nosotros te ofrecemos.

Estética

Un blanqueamiento dental aporta confianza y seguridad en uno mismo. Por fin vas a poder sonreír sin miedo.

Eficacia

Aunque los distintos tipos de blanqueamiento dental ofrezcan resultados variables en cada paciente, después del tratamiento siempre tendrás los dientes más blancos. Su eficacia está contrastada y los resultados son muy rápidos.

Seguridad

Los blanqueamientos se consideran el tratamiento de estética dental más seguro que existe, a la luz de multitud de estudios y ensayos clínicos.

Persistencia

El aspecto de una sonrisa después de un blanqueamiento dental prácticamente no se altera con el tiempo, y su durabilidad es mayor con una buena higiene bucodental.

Indoloro

Los blanqueamientos dentales no duelen. Algunos pacientes pueden sentir una ligera sensibilidad en los dientes después de un tratamiento, pero va desapareciendo con el tiempo.

Ahora ya conoces más sobre el blanqueamiento. Es cierto que hay más tratamientos, pero este es el más rápido y efectivo. También se puede usar las carillas dentales. Son un tratamiento de estética dental que consiste en la colocación de un frente laminado en la cara vestibular de la pieza a tratar, es decir de una fina lámina en la cara externa del diente, para modificar la forma, posición o color del diente, fracturas, diastemas, antiguos empastes, caries, tinciones, cierre de troneras gingivales (triángulos negros entre diente y diente), etc.

A pesar de que el composite o la porcelana son materiales de diferente dureza, el cuidado diario es fundamental para mantener estas piezas en perfecto estado: cepillarse los dientes de manera regular, 3 veces al día y el uso de seda dental, ayudarán a alargar el tiempo de duración de las carillas dentales.