Suscríbase a nuestro boletín para recibir información actualizada y noticias

Halloween: una celebración que ha crecido incluso durante la pandemia

Hace unas semanas asistimos al que ya es, sin duda, uno de los eventos más importantes del año desde el punto de vista cultural y económico. Hablamos, como seguro que alguien que esté leyendo estas líneas ha supuesto ya, de Halloween. Y es que esta es una de las celebraciones y eventos que más se ha desarrollado en los últimos años en España. Tanto es así que ya es equiparable, en cierta medida, a una celebración muy arraigada en el interior de nuestras fronteras como lo es el Carnaval. Ni que decir tiene que eso tiene mucho mérito.

Teniendo en cuenta lo que nos gusta disfrazarnos en España, no resulta extraño que Halloween haya adquirido una popularidad tan grande como la que ya tiene en nuestros pueblos y ciudades. No solo crece la cantidad de personas que lo celebran, sino que también lo hace la inversión que cada una de ellas dedica a una fiesta como esta. Lo principal, claro está, es el disfraz. Pero, después, hay una serie de complementos decorativos que harán que el contexto en el que nos movamos sea lo más terrorífico posible, tal y como manda la tradición.

Según una noticia que fue publicada en la página web del diario El Plural, el número de españoles que se disfraza en Halloween ha alcanzado el millón. Es una cifra de lo más interesante, que sustenta ese aumento de la popularidad de Halloween al que venimos haciendo referencia. Y ojo, porque todas las previsiones indican que el número de personas que se va a sumar a la fiesta va a seguir creciendo de cara a los próximos años. Es algo que está ocurriendo en otros países y que no va a ser diferente en nuestro país. Halloween tiene una capacidad tremenda para llamar la atención de la gente.

Además, Halloween es un aliciente realmente grande si analizamos esta festividad desde el punto de vista de la hostelería. Según lo que indica una noticia publicada en la página web del diario Heraldo, los hosteleros aseguran que equivale a uno de los mejores sábados de todo el año. Y es que es evidente que, al ser una festividad diferente a todas las demás, tiene la capacidad de llamar la atención de mucha gente, tal y como apuntábamos antes. Está claro que hay que cultivar todo esto. Los hosteleros se benefician y la gente disfruta. Todos y todas salimos ganando.

Halloween es una fiesta para todas y todos. Los datos así lo indican en todos los sentidos, tanto en lo que tiene que ver con la cantidad de gente que sale a bares y restaurantes como en lo que respecta a la gente que se disfraza. Desde La Casa de los Disfraces nos han hecho saber que ha aumentado, en los últimos años, la cantidad de personas que solicita un disfraz terrorífico para la noche del 31 de octubre. Los datos han mejorado incluso a pesar de la pandemia. Y es que la gente, en estos dos años de atrás, también se ha disfrazado, aunque fuera para hacer una videollamada.

Para niños… y no tan niños 

Son muchos los secretos que rodean a las buenas cifras de Halloween tanto en España como en otros lugares. ¿Por qué? Básicamente, porque hablamos de una festividad que es para niños y para no tan niños. Los más pequeños disfrutan disfrazándose, ya sea de manera terrorífica o no. En el caso de los mayores, la situación es la misma. Incluso es cada vez más habitual que haya ancianos que disfrutan con Halloween. Por algo es una de las fiestas más populares de todo el mundo. Disfrutan de ella tanto en América como en Asia.

Las enormes campañas de marketing que se realizan han contribuido a que Halloween sea uno de esos grandes eventos marcados en rojo en los calendarios de tanta gente en todo el mundo. Seguirá creciendo la popularidad de la noche más terrorífica del año sin que haya ninguna duda al respecto. Es evidente que las particularidades de un evento así tienen la potencia necesaria para que la legión de fans siga aumentando. Si, además, las empresas, los bares y las tiendas lanzan promociones relacionadas con esto, el futuro de la fiesta es de lo más halagüeño.

Si tuviéramos que apostar en relación a los datos que nos va a dejar Halloween en 2023, diríamos que va a seguir creciendo el dinero invertido por cada persona en disfraces o en complementos que tengan que ver con terror, miedo, misterio… No nos extraña en absoluto, a decir verdad. Nos lo podemos esperar y está claro el conjunto de motivos por los cuales tenemos esa sensación. Halloween es un fenómeno global y su crecimiento no se va a detener aquí. ¿Tiene alguien alguna duda al respecto?

Facebook
Twitter
Email
Print

Articulos relacionados

Scroll al inicio

Únase a la lista