La belleza comienza en una clínica dental

La belleza comienza en una clínica dental

Siempre pongo el mismo ejemplo, que fue una historia que viví en primera persona. Mi pareja fue a hacer una entrevista de trabajo. Ella salió contenta porque le había salido bien, pero sabía que no la llamarían para ese empleo porque la otra chica estaba mucho más preparada. ¡Qué pena de haber coincidido con ella!, me comentó enrabietada. Sin embargo, a los dos días su teléfono sonó. Era la jefa de recursos humanos de esa empresa para comentarla que el puesto de trabajo era suyo.

Comenzó a dar saltos de alegría. Y así ya lleva cinco años. Desde el primer día conectó muy bien con los compañeros. Incluso con su jefa. Por lo que un día, con total confianza, le preguntó, ¿por qué me elegisteis a mí y no a la otra chica si tenía mejor CV?. La jefa se rió y la contestó. “Pues no te rías pero llevas razón, ella estaba más preparada que tú, pero se trataba de un trabajo de cara al público, y ella tenía la boca estropeada, su sonrisa no trasmitía felicidad, ni confianza. La tuya sí”. Mi pareja ni contestó. Simplemente sonrió.

Pasados este tiempo, me he dado cuenta de que es cierto. Muchas veces nuestra mejor tarjeta de presentación es la sonrisa. Es como si ves una casa que por fuera está muy sucia. Seguro que piensas que por dentro estará igual o peor. Pensando que si no sabe cuidad lo de fuera como va a cuidar lo de dentro. ¿Verdad? Pues algo así es lo que pienso yo con la gente que no se cuida su higiene bucal. Hace años, quizás se podía entender, pero ahora mismo no. Además, los estudios confirman mi teoría pues son muchas las empresas que contratan a la gente por tener una sonrisa mejor que la de su rival laboral.

Por eso, me gustaría hablar de la evolución que ha vivido la estética dental en los últimos años, pues ha vivido unos grandes avances.

El mantenimiento periódico te permite prevenir complicaciones y tener un estado de salud controlado. Cuida tu boca, te ayudará a sentirte bien. Las higienistas de las clínicas dentales, altamente cualificadas, controlarán de una forma individualizada tu higiene y te ayudarán a cuidarte y tener unos hábitos saludables.

Endodoncia

Basándonos en un buen diagnóstico, tanto radiológico como con pruebas térmicas de vitalidad, detectamos la afectación de la pulpa o nervio de los dientes o pulpitis, que causan tanto dolor. “En estos casos realizamos tratamientos endodónticos de vanguardia utilizando microscopio e instrumentación mecánica para que todo el proceso goce de la máxima precisión”, explican desde la clínica Dental Galván Lobo.

Periodoncia

Tienes que tener una cosa bien clara, si quieres tener una boca sana y bonita debes tener una encía sana. En las clínicas dentales las técnicas específicas para el diagnóstico y posterior tratamiento periodontal, test genéticos de susceptibilidad y predisposición, test bacteriológicos, y control individualizado e informatizado de indicadores de salud.

La salud de las encías es muy importante por eso hay que tener en cuenta también el estado de salud, corazón, diabetes, rendimiento muscular y, en el caso que seas mujer, si estás embarazada.

En los últimos años, se ha desarrollado el concepto DSP (diseño predecible de la sonrisa),  es decir, se diseña digitalmente tu tratamiento, tu sonrisa y realizan una fase de transición que permite comprobar la funcionalidad y resultado estético. Y así poder realizar tratamientos adhesivos sin metal con mínimas preparaciones estables en el tiempo. Sin duda, técnicas terapéuticas y tecnología más avanzada para plantearte soluciones con óptimos resultados.

Dientes blancos

Y una vez que se tiene toda la boca sana, es el momento de poner la guinda con un blanqueamiento dental. Puedes disfrutar de unos dientes mucho más blancos, sin dañar el esmalte de los mismos utilizando cómodos métodos  de blanqueamiento dental con LASER o luz LED. Tras una o dos sesiones, disfrutarás de una sonrisa sana, bonita y radiante.

Con el paso de los años, y gracias a ese trabajo de mi mujer, pudimos cumplir muchos de los sueños que tenemos. Por eso, siempre doy una importancia vital a la conservación de una sonrisa y una boca perfecta.