La belleza también puede ser parte de tu negocio

La belleza también puede ser parte de tu negocio

Un gran amigo mío desde hace años se dedica al mundo de la hostelería, a la rama de los hoteles solamente, pero desde hace un tiempo le rondaba por la cabeza la idea de ampliar su empresa con un restaurante dedicado a la celebración de eventos, para lo cual me contrató como gerente de este futuro restaurante. Contactamos primeramente con Giona Premium Glass, pues es una empresa fabricante de cristalería profesional, de la que él ya tenía muy buenas referencias por sus otros negocios, y que a la vez une diseño, calidad y resistencia en sus productos, que se centran en vasos, copas para cóctel y combinados y una especial para gin-tonic, y con la que equipamos todos los servicios para el local, ya que queríamos que el diseño y la belleza del mismo fuesen la clave para atraer al público.

Para poner en marcha este restaurante alquilamos también una hermosa casa señorial en Noia, con un gran jardín que ya estuvo durante algunos años en funcionando como restaurante, pero que tendremos que reflotar, pues no tuvo mucho éxito. Analizamos la situación y vimos que el lugar es inmejorable, el edificio es extraordinario, además de muy bonito, y el jardín es inmenso, espectacular. En primavera y en verano tiene que estar precioso con todas sus plantas en flor, un lugar ideal para la celebración de bodas, para hacer el reportaje fotográfico. Las instalaciones están en muy buenas condiciones, solamente habría que actualizarlas un poco, modernizarlas, nada que no se arregle con un buen diseñador de interiores y una buena mano de pintura. Está bien comunicado con unas amplias carreteras, tiene un gran estacionamiento con capacidad para un buen número de vehículos. Está ubicado cerca de una población importante con gran número de habitantes. En la zona hay otros restaurantes muy buenos para eventos, pero distintos, porque tan bonitos y espectaculares, la verdad, creo que no. Y todo esto unido a un inmejorable servicio, cocina con buena calidad y con variedad de menús y precios, precios competitivos. Y una buena campaña de publicidad, en principio, pues no hay mejor publicidad que el boca a boca, nos daría la oportunidad de darnos a conocer y comenzar nuestra andadura en este sector empresarial, con mucha ilusión y una gran dosis de creatividad. Esta es la parte buena del negocio.

La parte negativa, puesto que siempre hay que analizar los pros y los contras, es sobre todo el mantenimiento, pues al ser un lugar con un jardín tan grande, para que esté siempre bonito y cuidado el mantenimiento tiene que ser constante, con lo cual se va necesitar mucho personal y maquinaria, igualmente sucede con el edificio, necesitaremos mucho personal de limpieza. Luego está el personal de cocina, los camareros, personal administrativo, y otros gastos como calefacción y electricidad, y por supuesto también los gastos de equipación y menaje, pues aunque el negocio ya estaba funcionando, queremos darle un nuevo aire, un nuevo estilo, una nueva organización. Y ya que al final todo suma, hemos tenido que hacer muchos números.

Así que la decisión ya está tomada, alquilamos la casa señorial con su jardín. Ahora a poner todo en marcha y esperar que lleguen los primeros clientes con sus invitados y encuentren en nuestro establecimiento la belleza que buscan para sus eventos. Quizás no vayamos a ganar mucho dinero con nuestro negocio al principio por todos los gastos que supone tener algo tan hermoso siempre, pero estamos seguros de que con el tiempo la gente hará cola por celebrar sus fiestas con nosotros y tan grande cantidad de clientes nos hará obtener los resultados soñados.