La sonrisa, nexo de unión entre salud y belleza

La sonrisa, nexo de unión entre salud y belleza

Nadie dijo que cuidarse fuera fácil. La mayoría de las personas que no suelen tener hábitos saludables en cualquier aspecto adoptan esta actitud por pereza. Y es evidente que es bastante lamentable que una persona desarrolle problemas de salud de todo tipo a causa de algo tan fácilmente evitable como lo es la pereza. Este caso es bastante habitual entre muchas personas de nuestra sociedad y no cabe la menor duda de que poner una solución a este problema es algo que deberíamos aconsejar, y aconsejamos, a todos aquellos que acepten nuestras palabras.

Cuidar de nuestra salud a veces es difícil porque implica una cantidad de cosas muy grande y, a veces, nos es difícil abarcarlas todas. Desde luego, es evidente que, con un poco de cuidado y de control, tendríamos una capacidad mucho mayor para tratar de reducir los problemas potenciales que podamos llegar a tener en cualquier zona de nuestro cuerpo. El problema es que ese control es algo que no lleva a cabo mucha gente y que, al final, termina siendo la causa de que se precipiten las malas noticias para nuestra salud.

Creemos firmemente que una de las maneras para hacer posible que la gente no sienta tanta pereza para cuidar de su salud es hacerles ver que la salud y la belleza van de la mano en la mayoría de los casos. A mejor estado de salud, mayor es nuestra capacidad para mostrarnos como personas atractivas ante el resto. La mayoría de las personas sí invierten tiempo en «decorarse» a sí mismas con el objetivo de ganar en belleza, pero no invierten ni siquiera la mitad de tiempo en mantenerse vigilantes en lo que tiene que ver con su salud.

Una de las cosas que nos puede permitir ganar en los dos sentidos, en el de la salud y en el de la belleza, es el cuidado de nuestra boca, de nuestros dientes, de nuestra sonrisa. Por un lado, hay que tener en cuenta que una mala salud dental puede generarnos problemas a la hora de realizar tareas cotidianas y diarias, como comer o beber. Y, por el otro, una sonrisa bonita es lo primero que debemos tener si lo que queremos es parecer una persona más atractiva, que es una verdadera prioridad para mucha gente en los tiempos que corren y que lo va a seguir siendo durante los próximos años.

Una noticia que hemos recogido del portal web especializado Infosalus indicaba que, en España, un 20% de las personas solo se cepilla los dientes una vez al día, lo que termina ocasionando problemas bucodentales como la caries, la gingivitis e incluso la aparición de agujeros en nuestros dientes. Es evidente que es mejor cepillarse una vez los dientes al día que no hacerlo ninguna, pero siempre ha de quedar claro que con una vez que lo hagamos no es suficiente para prevenir todos esos problemas dentales que, desde luego, hacen que nuestra calidad de vida no sea de tanta como si lo podría ser si decidiéramos cambiar nuestro modus operandi.

Una noticia publicada en el diario El Confidencial iba desgranando cómo se va degradando en nuestra boca a medida que aumentamos el tiempo en el que no nos cepillamos los dientes. Vemos como, con que pase tan solo un día sin hacerlo, nuestros dientes ya estarían recubiertos por una fina capa de placa, una capa que limitaría esa capacidad de atracción de la que venimos hablando. El artículo, por otra parte, también habla de lo que podría suceder si ese tiempo, en lugar de ser un día, es un año. En este caso, la proliferación de los agujeros en nuestros dientes, de la caries o de la gingivitis ya sería inevitable.

Cuidar de la salud personal no es precisamente la especialidad de los españoles. Pero sí que lo es cuidar de su imagen personal y de todas esas herramientas que nos permiten parecer atractivos de cara al resto. Pues bien, hay una herramienta clave para la atracción y que también está íntimamente relacionada con la salud. Hablamos de la sonrisa. Los profesionales de Mavident nos han comentado que han sido muchas las personas de nuestro país que han empezado a cuidar de su salud a causa de una firme apuesta por mejorar sus condiciones físicas.

Una tendencia repetida en todo tipo de personas 

Apostar por mejorar en lo que respecta a nuestra imagen personal es algo que no solo es habitual en un tipo de personas, sino que es algo bastante extendido en la sociedad actual. Hombres, mujeres, jóvenes, mayores, de unas creencias, de otras… persiguen el mismo objetivo y buscan por todos los medios cualquier estrategia que les permita ganar ante el espejo. Desde luego, es algo que creemos que va a seguir formando parte de nuestra rutina diaria y que, por suerte, tendrá un efecto positivo sobre nuestra salud.