Los masajes, una buena fórmula para cuidar nuestra salud

Los masajes, una buena fórmula para cuidar nuestra salud

Nuestra salud es algo que, aunque muchas veces no le damos realmente la importancia que se merece, la realidad es que debemos de cuidarla, puesto que sin ella estaremos resintiéndonos toda nuestra vida. Tener salud es vital para poder afrontar nuestro día a día sin tener que sufrir y es fundamental para poder hacer frente a todo lo que le exigimos a nuestro organismo. Es por ello por lo que no debemos de escatimar en encontrarnos bien y es que todo lo que gastemos lo estaremos haciendo en favor de nuestro cuerpo, algo que, sin duda alguna, nos beneficia. Es por este motivo por el que a lo largo de este post os queremos mostrar algunas de las fórmulas que podemos seguir para gozar de un buen estado de salud y es que la salud no solo es el bienestar físico, sino que es el bienestar físico, mental y social, por lo que lograrlo no siempre es fácil y a lo largo de las próximas líneas os queremos arrojar un poco de luz sobre este tema. Así, el deporte, la relajación y solucionar los problemas a tiempo es fundamental para que nuestro cuerpo esté controlado y no se resienta.

Como os decimos, la definición de salud habla de ella como el bienestar físico, mental y social, por lo que estar sano abarca muchos campos que debemos de cuidar para no sufrir. Así, en este sentido, hacer deporte es una de las mejores fórmulas que encontramos para poder estar sanos y es que nos ayuda a relajarnos, a fortalecer nuestros cuerpos y, por supuesto a quemar todas esas grasas innecesarias que acumulamos en nuestro organismo. El deporte también nos da libertad y es que durante el tiempo que lo estamos practicando nos olvidamos realmente del resto de problemas que nos rodean y nos concentramos en disfrutar de la actividad que estamos llevando a cabo. Esto es algo que, sin duda alguna, nos ayuda a desintoxicarnos del estrés que vivimos en nuestro día a día y que viene motivado, entre otros factores, por el trabajo, la situación actual que nos rodea o las compañías que tenemos. Es por ello por lo que la práctica deportiva, siempre en su justa medida, está recomendada por los médicos de todo el mundo y es que más allá de nuestra satisfacción personal, la realidad es que nos otorga otros muchos beneficios.

Relajación muscular y mental

Los masajes también son una buena fórmula para cuidar nuestra salud y es que gracias a ellos podemos llegar a relajarnos como realmente lo necesitamos. Asimismo, y siempre y cuando contemos con un buen masajista, lo que podemos hacer es ir descubriendo que partes de nuestro cuerpo están más tensionadas o más cargadas y con ello tratar de aliviar esa zona para que vuelva a su estado óptimo. Del mismo modo, un masajista profesional será capaz de detectar alguna anomalía en el cuerpo, sobre todo en los huesos, con tan solo hacer presión sobre ellos durante el masaje, por lo que también nos podría servir para detectar problemas mayores e ir al médico a solucionarlos. De hecho, tal es la importancia de los masajes que el Salón Internacional de la Imagen y la Estética Integral que organiza Ifema volverá del 16 al 18 de octubre para acoger la sexta edición de la jornada formativa ‘Masajes del Mundo’. Y es que cada cultura tiene su forma de dar masajes, algo que demuestra su importancia en todo el mundo, pero más allá de eso, la realidad es que podemos encontrar un tipo de masaje para cada ocasión que se nos plantee y prueba de ello la encontramos en que tenemos, entre otros, masajes de tejido profundo, masaje con piedras calientes, masaje deportivo, masaje shiatsu, masaje de puntos desencadenantes, masaje de parejas, masaje prenatal y el masaje tailandés o masaje Thai el cual proviene de una técnica milenaria y se lleva a cabo en un futón situado sobre el suelo. Este masaje, además, se aplica en todo el cuerpo, de pies a cabeza, por lo que es uno de los más completos que podemos encontrar en la actualidad.

Además, tal y como os hemos dicho, la realidad es que nos podemos encontrar con un tipo de masaje para cada una de las cuestiones que se nos planteen y prueba de ello la encontramos en los masajes eróticos. Y es que esta es una actividad que cada vez tiene más demanda y en la que el que recibe el masaje disfruta del momento mientras él o la masajista se afana es realizar bien su trabajo. Se trata de una práctica legal y totalmente consensuada, dado que es una actividad profesional, y que cuenta cada vez con más adeptos.