¿Qué harías si te tocara la lotería?

¿Qué harías si te tocara la lotería?

Una gran pregunta que no tenemos ninguna dificultad en responder, y la mayoría coincidimos en lo mismo: viajar por todo el mundo. Cierto es que no todas las personas sienten esta necesidad, y algunas prefieren invertirlo en un negocio rentable. Y eso está muy bien, pero pienso que nadie debería perder la oportunidad de conocer lugares nuevos, sobre todo cuando tienen los medios económicos y el tiempo para ello, dos cosas que la lotería te puede ofrecer, ya que como se suele decir, el tiempo es oro, y cuando tienes el oro, el tiempo ya no es tanto problema.

Si te toca un buen pellizco, y haces las cosas bien, puede que no tengas que volver nunca a trabajar. Puedes invertir en un negocio, en inmuebles, o en bolsa, si te gusta el riesgo. Hay muchas formas de multiplicar el dinero, cuando lo tienes, ya sabes, dinero llama a dinero. Esa tranquilidad te permitirá dedicar más tiempo para ti, viajar, conocer nuevas culturas y si te animas, hasta puedes volver a estudiar. ¿No te apetecería estudiar ese máster del que siempre hablas? Con dinero, puedes quitarte, esa y más espinitas clavadas, porque el dinero, amig@, tristemente lo puede comprar todo, hasta a las personas.

Tampoco deberías olvidarte de las personas más desfavorecidas. Hacer una donación, constituye una obligación moral, pero si dispones de tiempo, deberías implicarte más allá, ayudar in situ, ya sea en comedores sociales, repoblando el monte, en las protectoras de animales, enseñando a leer a los niñ@s en dificultad social, o incluso, si cumples los requisitos, irte de voluntaria a un país que lo necesite. El voluntariado, te ayuda a la vez que ayuda a los demás. Y puede ser una buena forma de no sentirte culpable ante las injusticias del mundo, que ha provocado, precisamente el dinero, el mismo que acabas de ganar, y que te hace tan feliz. Porque el dinero, no da la felicidad, pero desde luego ayuda mucho.

Pero bueno, deja de pensar en que te toque la lotería, e inténtalo de verdad, porque si no juegas, seguro que no te toca. ¿Sabes que hay administraciones famosas porque siempre toca? Como lo oyes. Sigue atento, que te voy a contar un par de secretos.

La administración de lotería Dulcinea de Oro, se hace famosa a partir de un premio gordo de 7.501.918 euros en el año 2004, y no fue el único, ya que desde su apertura, parece que la suerte está con ella. Hoy, cuentan con un servicio online, que fundan bajo 3 pilares fundamentales: servicio, seguridad y confidencialidad. Dulcinea de Oro dispone de una infraestructura óptima, para garantizar que el sistema y todos sus movimientos, sean tan seguros y rápidos como sea posible. Pero lo que realmente les empuja a este proyecto, es que realmente dulcinea de oro, tiene suerte y la lleva teniendo toda su trayectoria profesional, y por eso, la quieren trasladar a la red, y de esta forma, que pueda llegar a todo el mundo. A través de su plataforma, se puede comprar lotería de navidad online, lotería nacional, jugar a la quiniela, al quingo, euromillones y además, participar en las peñas de la Administración.

Qué hacer si te toca la lotería

  1. Intenta mantener la calma y sobre todo, el anonimato. En un principio te volverás loc@ de remante, pero que sea en la intimidad. Es un error que todo el mundo sepa que eras millonari@. Los asesores, los bancos y los falsos amigos, no te dejarán en paz. Así que, cuenta menos gente lo sepa, mejor. Pero eso sí, debes comunicárselo a tus familiares y gente cercana.
  2. Ponte en contacto con un asesor o con un abogado, y si es posible, que sea una persona de confianza, un amigo, un familiar o un compañero de trabajo.
  3. Procura que no se conozca tu identidad, porque normalmente los premios se asocian a una población concreta. Con Dulcinea de Oro, nadie sabrá quién eres ni dónde vives.
  4. Paga todas las deudas que tengas, rodéate de un buen equipo de asesores e invierte con prudencia.
  5. Destina una parte de lo que hayas ganado a ONG´s o fundaciones de ayuda a las personas o las protectoras u organizaciones que ayudan a los animales.
  6. Haz el testamento, nunca se sabe, la muerte puede esperarte a la vuelta de la esquina.
  7. Viaja, estudia, aprende, diviértete e intenta ser feliz.