Todo lo que necesitas saber sobre el PVC

Todo lo que necesitas saber sobre el PVC

Mucho hemos escuchado del famoso PVC, sobre todo cuando se trata de reparaciones o cambios de piezas en tuberías o ventanas en el hogar, aunque la realidad es que este material es mucho más que eso y sus usos son múltiples. Por lo general pensamos en el PVC como un plástico muy resistente, y aunque esa clasificación no es del todo incorrecta, este material es más complejo y funcional de lo que podemos pensar; por lo que lo primero que haremos es definirlo y a partir de allí, podremos profundizar más en él.

¿Qué es el PVC?

El PVC (sus nombres científicos pueden ser: policloruro de vinilo o cloruro de polivinilo) es una combinación química de carbono, hidrógeno y cloro; sus componentes provienen del petróleo bruto (43%) y de la sal (57%), lo que lo convierten en el plástico con menos dependencia del petróleo. Se obtiene por polimerización del cloruro de vinilo (un proceso químico por el que los reactivos monómeros que son compuestos de bajo peso molecular, se agrupan químicamente entre sí, dando lugar a una molécula de gran peso, llamada polímero), cuya fabricación se realiza a partir de cloro y etileno. Es un material ligero y químicamente inerte e inocuo, económico y muy versátil.

¿Cuáles son los usos del PVC?

Poco antes comentamos que el PVC se usa en mucho más que ventanas y tuberías, lo que pasa es que usualmente a todo este material lo llamamos “plástico”, sin embargo el PCV está en muchos rubros y en muchas de las cosas que utilizamos día a día, lo sepamos o no.

Acá compartiremos una lista de los usos que tiene el PVC:

  • Electricidad y electrónica: revestimiento de cables eléctricos para usos domésticos (aparatos electrodomésticos, telefonía, cuadros de control) e industriales (centrales eléctricas, subestaciones), cajas de distribución, canalizaciones eléctricas, tubos, enchufes.
  • Automóvil: paneles de puertas , tableros de mandos, perfiles embellecedores, cables eléctricos, juntas de ventanas, tapicerías, masillas.
  • Agricultura: láminas para impermeabilización de balsas y canales para riego, tubos para riego y drenaje, mangueras, plásticos para invernaderos.
  • Juguetes: muñecas, pelotas, artículos hinchables.
  • Calzado: zapatos, botas de agua, sandalias.
  • Marroquinería: bolsos, maletas, carteras, tapicerías.
  • Mobiliario: mobiliario de jardín, ofimática.
  • Artículos de papelería: carpetería, forros para libros.

Esto reafirma lo que comentábamos antes de la cantidad de usos desconocidos que tiene el PCV y como forma parte de los componentes de nuestros artefactos de uso constante. A estos rubros se les suman otras que desarrollaremos con mayor profundidad a continuación, estas son:

La construcción y edificación

Indiscutiblemente las materias plásticas han crecido de una forma abismal en relativamente poco tiempo, lo que la convierte en una de las más solicitadas y utilizadas en todos los rubros. La industria de los materiales de construcción ya no pueden prescindir de ellas, pues aprovechan sus propiedades de aislamiento, su resistencia a la corrosión, su peso reducido, su insensibilidad a la humedad e imputrescibilidad (es la capacidad de ciertos materiales o compuestos para evitar la putrefacción), para proveer de una calidad excepcional a precios mucho más accesibles que otro tipo de material. Estas dos últimas cualidades son particularmente importantes para las partes exteriores de las edificaciones y sólo se puede conseguir de forma duradera en otros materiales después de procesos más complejos y costosos.

Según ciertos estudios y estadísticas, cerca de tres cuartas partes de todo el PVC producido se usa en aplicaciones de edificación y construcción duradera. Los estudios del ciclo de vida del material indican que es eficaz en la protección del medio ambiente, en términos de bajas emisiones de gases de efecto invernadero y la conservación de recursos y energía. Debido a que es fuerte y resistente a la humedad y la abrasión, el vinilo es ideal para los siguientes elementos de la construcción:

  • Revestimiento y ventanas: El PVC se usa en la producción de revestimiento y marcos de ventana duraderos y asequibles; además, permiten conservar la energía al calentar y enfriar los hogares, lo que indiscutiblemente es un factor importante pues disminuye los gastos en servicios. En relación a las ventanas los especialistas de Crearsur compartieron con nosotros las siguientes ventajas:
    • Buen nivel de hermeticidad: Las ventanas de PVC ofrecen una mejor hermeticidad frente a agentes externos como el viento, el polvo o la lluvia. Esto trae beneficios a nivel de la salud de los habitantes disminuyendo las posibilidades de contraer enfermedades estacionales por los cambios de temperatura, haciendo del espacio uno más sano y agradable. Además, hay que añadir que al contar con esquinas soldadas térmicamente, en vez de pegadas, su nivel de aislamiento es aún mejor que en el caso del aluminio.
    • Respeto por el medio ambiente: Al ser un material que ofrece un mejor aislamiento térmico, las personas utilizan en menor medida la calefacción y el aire acondicionado, disminuyendo de esta forma las emisiones de CO2 a la atmósfera, y ahorrando dinero en el pago de servicios.
    • Mejoran el aislamiento térmico: Una de las cosas más relevantes del PVC, es que se trata de un material que es mucho más aislante que otros. Esto se debe a que los perfiles de este tipo de ventanas permiten tener varias cámaras de aire que mejoran el puente térmico en ellas. De esta forma se impide que el frío o el calor entren dentro de la vivienda.
    • Larga vida útil: Es muy importante destacar que se trata de un material que ofrece una vida útil muy larga. Este tipo de ventanas pueden llegar a durar hasta 50 años manteniendo todas sus propiedades intactas. En relación a lo económico, este tipo de inversión se paga a sí misma, pues es muy poco probable que deban realizarse cambios estructurales en ellas en un periodo corto de tiempo, salvo que se trate de causas de fuerza mayor, como por ejemplo, terremotos.
    • Fácil mantenimiento: Otra de las grandes ventajas del uso del PVC para las ventanas, es que estas no necesitarán apenas mantenimiento, ya que se trata de un material que es muy resistente a los golpes o la corrosión. Para su limpieza, es suficiente con utilizar un poco de agua con jabón neutro.
  • Cableado y cables: Este punto lo mencionamos brevemente en el apartado anterior. El PVC es capaz de soportar las peores condiciones detrás de la pared de un inmueble (como la exposición a los cambios de temperatura y la humedad) para una mayor vida útil del mismo. Como resultado, es uno de los materiales más comunes y confiables que se utilizan en el cableado eléctrico y los cables, además de uno de los más seguros.

El material no sólo se usa dentro del ámbito doméstico; industrialmente también se utiliza ya que al ser un material seguro y resistente, es el más indicado cuando se trata de espacios que necesitan de grandes cantidades de puntos eléctricos y de alto voltaje.

  • Tuberías de agua: El PVC conserva la energía y el agua mediante la creación de tuberías casi sin fugas no propensas a la corrosión y resistentes a la tensión medioambiental. Los índices de rotura de este material son bajas, pudiéramos estar hablando de alrededor de un 1% en comparación con los índices de rotura de los sistemas de metal fundido. La ausencia de acumulación en las tuberías de PVC mejora la funcionalidad y aumenta la eficiencia energética.

En este particular y tomando en cuenta el porcentaje de riesgo de rotura, utilizar este material puede ser la opción más segura cuando se trata de tuberías. Sobre todo, si consideramos que muchas de las pérdidas de agua no son visibles, pero aunque no las veamos, pueden llegar a afectar puntos estructurales de la propiedad.

Envasado

Debido a su durabilidad, y a ser un material confiable y liviano, el PVC flexible facilita las tareas de envasado para mantener la integridad de los productos en el interior, incluidos los medicamentos. El PVC transparente se utiliza en medicamentos de venta libre inviolables y en el retractilado de productos de consumo. La película de vinilo rígida se utiliza en el envasado de blísteres y cápsulas sirve para proteger los medicamentos, a su vez lo encontramos en productos de cuidado personal y otros artículos para el hogar.

Salud

El PVC juega un papel importante en materia de seguridad ya que se utiliza en la dispensación de medicamentos que salvan vidas a través de bolsas intravenosas y también en el instrumental médico. El advenimiento de la bolsa de PVC para recoger sangre fue un avance significativo porque las bolsas de sangre son flexibles e irrompibles, lo que mejora el despliegue de la medicina ambulatoria y sirve de base para los bancos de sangre modernos.

Si regresamos al inicio de este artículo, podemos ver que estábamos equivocados en relación a pensar que el PVC sólo se trata de plástico duro, aún cuando por una parte esa clasificación sea correcta. La versatilidad del material es infinita y si se utiliza de forma inteligente, puede ser reutilizado casi en su totalidad.

Cómo hemos mencionado antes, este tipo de material puede ser muy beneficioso para el planeta (siempre y cuando se fabrique y se utilice de forma responsable) y es fundamental que esto sea tomado en cuenta. El cuidado del medio ambiente es una tarea de todos, y si nos decantamos por utilizar materiales como el PVC, estamos ayudando de muchas maneras a la conservación ambiental, sin tener que sacrificar la funcionalidad o la calidad de los productos que utilizamos constantemente.