Trucos para cuidar tus dientes en vacaciones

Trucos para cuidar tus dientes en vacaciones

¿Han empezado tus vacaciones y vas a irte fuera unos días? Pues presta mucha atención a este post que hemos preparado, contándote algunos trucos para cuidar tus dientes durante las vacaciones y que no sufran.

Tu seguramente querrás irte de vacaciones para desconectar y evadirte de tu vida diario, pero quien no desconecta son tus dientes y tu salud bucodental, por ello es muy importante que sigas las indicaciones que te mostramos a continuación.

  • Kit de higiene bucal para tu viaje

De igual forma que pasa en Navidad, en verano es la época del año de los excesos. Por ello, hay que prestar especial atención a la salud de tus dientes y no dejar de lado las rutinas diarias de limpieza y mantenimiento de la boca que has estado haciendo durante todo el año. Por lo que en vacaciones debes llevar un kit de higiene bucal contigo en la maleta.

“En un kit de higiene bucal para llevar en vacaciones no puede faltar tu cepillo de dientes, pasta de dientes e hilo dental. Pero también todos los productos extra que utilices en tu rutina de higiene como el colutorio”, explican desde Dental Studio, clínica dental de confianza en Santa Eulalia.

  • Cepilla tus dientes

Como bien sabrás, toda buena salud bucodental se centra el un buen cepillado. Si cepillas tus dientes al menos tres veces al día coincidiendo con las principales comidas, estarás haciendo lo correcto. Presta especial atención al primer cepillado de la mañana, pues es el más importante y también al que se hace después de cenar y antes de ir a la cama.

  • Presta atención a tu cepillo de dientes

Ahora sobre todo, es más importante que nunca cuidar tu cepillo de dientes y estar pendientes de si están en condiciones de uso o hay que cambiarlo. Mantenlo alejado del resto de cepillos de tus familiares o personas con las que convives.

Es recomendable cambiar el cepillo por uno nuevo en el transcurso de 2 a 3 semanas pues este pierde efectividad y tendrá acumulación gérmenes. En la próxima visita a la farmacia o al supermercado, no olvides apuntarlo en la lista de la compra.

  • Tus labios también son importantes

No te olvides de tus labios. Y si, es una parte externa a la boca pero es la zona más susceptible a las quemaduras provocadas por el sol. Puedes evitar los labios secos o agrietados usando cualquier protector labial. En caso de tener la zona reseca y no hidratarla, puede provocar algún corte en el labio, lo cual puede traer bacterias que acabarían entrando en tu boca y asentándose en tus dientes, dañándolos.

  • Lleva contigo chicles sin azúcar

Los chicles son sabidos por todo el mundo que siempre que no tengan azúcar son buenos para la salud de tus dientes y encías. Si por cualquier motivo un día estas fuera y te apetece comer algo y no te has llevado el cepillo de dientes, llévate un chicle sin azúcar a la boca, esto te ayudará a mantener activo el flujo de saliva en la boca y evitará que los restos de comida se asienten entre los dientes y la encía.

  • No abuses de las comidas y bebe mucha agua

Evita en la medida de lo posible comer comidas en exceso y bebidas carbonatadas y con muchos azúcares añadidos y glucosa. Ya que aumentan el riesgo de contraer alguna afección como las caries. Además, recuerda que el tabaco y el alcohol son especialmente nocivos para la salud de tus dientes, boca y tu salud en general por lo que intenta mantenerte alejado de ellos, o al menos no abusar, durante tus vacaciones.

De igual manera, bebe mucha agua para mantenerte hidratado. El agua ayuda a eliminar cualquier resto de comida que pueda haberse quedado atrapado en la boca, entre los dientes o en la encía. También ayuda a diluir los ácidos que producen las bacterias, por lo que ayuda a prevenir las caries y las enfermedades periodontales

  • Haz una visita a tu dentista cuando regreses de tus vacaciones

Por último, has de saber que aún siguiendo todos estos consejos al pie de la letra, nada de libra de poner tener alguna caries, manchas, gingivitis, sangrado o cualquier otra afección bucal, por lo que a la vuelta de tus vacaciones es recomendable que reserves una cita con tu dentista de confianza para asegurarte que a la vuelta de tus vacaciones sigues luciendo la misma tu mejor sonrisa.

Aunque el verano es tiempo de disfrute, no dejes de lado nunca tu higiene dental. Y recuerda poner en práctica estos sencillos consejos si no quieres llevarte una sorpresa al regresar de tus vacaciones.