Consejos para ponerte en forma de cara al verano

Consejos para ponerte en forma de cara al verano

Dentro de poco comenzará a llegar el buen tiempo y empezaremos con las escapadas por Semana Santa, los puentes de mayo y después ya en verano. Para estas fechas siempre queremos lucir todos un buen tipo, especialmente las mujeres, que por así decirlo enseñamos mucha más cacha que los chicos y se nos exige más. Nosotras para poder llevar vestidos debemos tener siempre las piernas perfectamente depiladas, no queremos que se nos vea la celulitis… En fin, todas sabéis de lo que estoy hablando, así que vamos a compartir unos consejos para ponernos en forma en estos meses que nos quedan de cara a las vacaciones. Yo hace poco me hice con un aparato de presoterapia de Dibody con el que luchar contra la terrible piel de naranja, ya que es un tratamiento corporal que estimula nuestras células para romper la acumulación de bolsas de grasa debajo de la piel, lo que hará reducir e incluso desaparecer la celulitis. Pero hay muchos más trucos.

Otra de las cosas que viene muy bien para ponerse en forma es organizarse los horarios de las comidas. Hacerlo siempre a la misma hora es fundamental para que el cuerpo coja una rutina. Y también es conveniente no hacer nunca la comida del mediodía después de las tres de la tarde, ya que el cuerpo la digiere de otra manera y le cuesta más consumirla. Así como es bueno cenar ligero también.

Es muy recomendable coger el hábito de hacer ejercicio todos los días, de forma que después de un tiempo nos sintamos más tonificadas. Lo bueno del ejercicio es que además de venir fenomenal para el cuerpo es que segrega unas hormonas llamadas endorfinas, con las que nos sentimos mucho mejor, como si nos diesen un subidón de bienestar. Cuando hablamos de hacer ejercicio no nos referimos a acudir al gimnasio todos los días durante un par de horas hasta aborrecerlo, sino que nos lo podemos de tomar de una forma más relajada para verlo como una forma de desconectar de la rutina que nos llegue a apetecer incluso. Por ejemplo, podríamos ir los lunes y los viernes en bicicleta, y en mitad de semana, los miércoles, ir una hora a natación o a jugar un partidillo de tenis. Para el resto de los días, podemos simplemente volver del trabajo caminando hasta casa, o caminando una horita y luego coger el metro o el autobús hasta nuestro hogar. De esta forma estaremos despejando la mente al aire libre y sin darnos cuenta haciendo ejercicio.

De cara al verano tener una piel sana es muy importante también, ya que subir y bajar de peso puede tener consecuencias sobre ella, dejarla flácida o incluso dar la sensación de pertenecer a una mujer mayor. La hidratación es fundamental en este sentido. Y por hidratación no debemos entender únicamente las cremas o potingues que nos dan en las droguerías o perfumerías, sino también beber agua de manera abundante. Los médicos suelen decir que no podemos obligar al cuerpo a beber un determinado número de vasos al día, pero sí es cierto que tampoco es bueno esperar a tener sed, porque eso ya es un síntoma de que estamos deshidratados. Llevar siempre una botella en el bolso y de vez en cuando dar un traguito no cuesta nada y nos hará vernos radiantes.

Por último, y algo que resulta de lo más barato y práctico, una buena manera de coger tono para el verano es hacer todo lo que podamos por nuestra cuenta de forma que nos movamos mucho. Me explico. Si tienes que ir al supermercado o a una tienda porque te hace falta algo, sal tú y ve caminando, no lo pidas por internet. Si quieres lavar el coche, ve tú a una gasolinera y pásale el aspirador y límpialo por fuera, no lo lleves a un lugar de lavado a mano. Si tienes que subir un par de pisos, no cojas el ascensor, porque solo son dos, no siete. Si tienes que hacer una limpieza general en casa, no llames a nadie para que te ayude, ponte música y manos a la obra. El mantenerte activa es también una gran manera de estar en forma y ponerte a tono para el verano.