Gimnasios de temporada

Gimnasios de temporada

¿Sabíais que los gimnasios ven cuadruplicadas sus matrículas en enero y en junio? Pues así es y todo tiene una explicación: los objetivos de año nuevo y la operación bikini. Sin embargo, de ese número de nuevas matriculaciones sólo un 10 o 15% de usuarios mantienen su contrato durante más de dos o tres meses en caso de no haber permanencia y, si la hay, abandonan la rutina que se habían impuesto en un corto espacio de tiempo y se borran del gimnasio cuando acaba esta permanencia. Pero, ¿por qué?

Cuando nos proponemos un reto y nos apuntamos al gimnasio con un único objetivo que dista mucho de ser conseguir una mejora de salud o una mejora en nuestro estado físico es cuando caemos en el error y hay que decir que el 80% de los nuevos usuarios de los gimnasios se matricula con un único objetivo: bajar de peso.

Pero adelgazar no es algo sencillo ni es algo que se consiga en un tiempo record, de hecho, cualquier tipo de ejercicio debe ser acompañado de una dieta apropiada a cada persona y de mucha, pero que mucha voluntad. Por eso, cuando tras uno o dos meses de ejercicio, las personas que se han matriculado al gimnasio sólo con este objetivo comprueban que aún no han obtenido resultados visibles o tangibles, se desaniman y abandonan la bolsa de deporte al final del armario.

Los gimnasios, los verdaderos beneficiarios

Ahora bien, dejando a un lado nuestra notoria falta de fuerza de voluntad ¿es rentable para los gimnasios este aumento de usuarios en dichos meses aun sabiendo que la mayoría de ellos se darán de baja posteriormente? La respuesta es clara: por supuesto.

Si consigues montar un gimnasio que tenga un cierto número constante de usuarios y luego, tras la navidad y antes de la llegada del verano consigues cazar a estas personas con muchas ganas pero con poca voluntad, tendrás el éxito asegurado. Obviamente cuanto más tiempo consigas tener matriculadas a esas personas mejor porque debemos tener en cuenta que dejando a un lado temas como el gasto de agua o el desgaste de algunos aparatos, el presupuesto de un gimnasio es el mismo todos los meses pero es mayor el beneficio cuantos más socios tiene y, por tanto, cuanto más tiempo esté un socio inscrito mayor beneficio obtendrá dicho gimnasio.

Si te parece complicado pero te resulta atractiva la idea de montar un negocio por el estilo, siempre puedes optar por recurrir a una empresa profesional del sector que te ayude a gestionar todo lo necesario para conseguir buenos resultados. GestiGym es una de las empresas con más experiencia en el sector dentro de nuestras fronteras y, además, es todo un referente: cientos de instalaciones deportivas y gimnasios cuentan con su experiencia para la gestión del mismo y siempre con resultados satisfactorios.

Como es lógico, si eres uno de esos usuarios que se apunta al gimnasio pero luego no va a hacer ejercicio, formas parte de este grupo del que hablamos y, además, dudo mucho que consigas ningún tipo de beneficio. Para conseguir mejorar nuestro estado de salud, tanto física como mental, con la ayuda del ejercicio y el deporte, hay que ser constate y responsable, de lo contrario no merece la pena gastar ni el dinero, ni el esfuerzo.