Las dietas détox y sus peligros

Las dietas détox y sus peligros

Poco a poco se va instalando el buen tiempo, en el calendario se acerca el verano y el periodo de vacaciones y nada mejor que recibir el cambio de estación con una puesta a punto de nuestro cuerpo para el verano. Todos queremos dejar atrás esos kilos ganados en el invierno y que hemos ido tapando con el abrigo, ahora nos toca quitar todo lo que nos sobra y enfilar la ya clásica y anual “operación bikini”. Y una de las formas de hacerlo es mediante lo que se conoce con la palabra inglesa “détox”, que en castellano significa “depurativo”, es decir mediante un proceso, una dieta o un periodo de tiempo en el que nos abstenemos o eliminamos del cuerpo sustancias tóxicas o al menos poco saludables desintoxicando el organismo, al mismo tiempo que se disminuye la retención de líquidos acumulada, con lo que conseguiremos como meta final una bajada de peso corporal de forma rápida.

Estas dietas muy de moda últimamente por ser seguidas, según publican las revistas del corazón, por un buen número de personajes famosos como Beyoncé, Demi Moore, Gwyneth Paltrow, Heidi Klum, Donna Karan, Angelina Jolie o Megan Fox entre otras, buscan aumentar el consumo de alimentos orgánicos y bajos en grasa como apio, espinacas, kéfir, zanahorias, alcachofa, cardo mariano, hinojo, fresas, tomate, naranja, piña, kiwi, coco, etc., además de evitar los productos industrializados que suelen ser bastante ricos en grasas, sal o aditivos químicos, ayudando así al organismo a eliminar las toxinas que va acumulando.

Mediante este plan de incorporación de nuevos hábitos de alimentación, como puede ser a través de la ingesta de frutas en forma de zumo, llevaremos a cabo la idea de que el organismo absorba mejor todos sus nutrientes y así poder cumplir, sin grandes esfuerzos, de una forma fácil y simplemente bebiendo o con la ración diaria aconsejada por nutricionistas de consumir cinco piezas de frutas al día los propósitos que nos hemos planteado. Además, la ingesta de licuados de verduras crudas, nunca cocidas, para que puedan mantener intactas todas sus propiedades que en el proceso de cocción se destruirían, es indudable que se aportan muy pocas calorías al organismo y que una dieta rica en alimentos de origen vegetal es beneficioso para la salud, si bien no se deberían restringir alimentos como las carnes, lácteos, huevos o pescados, entre otros, ya que el cuerpo humano tiene una capacidad bastante alta de mantener su equilibrio vital y es capaz de depurar y eliminar de forma natural, según manifiestan especialistas en nutrición y dietética. Esta eliminación la llevan a cabo las toxinas del organismo a través del hígado en forma de bilis, de los riñones en forma de orina o incluso a través de la piel en forma de sudor.

Los principales efectos secundarios que pueden originar este tipo de dietas son:

  • Pérdida de masa muscular. Derivada de una dieta muy pobre en proteínas, que puede llegar a acarrear un estado de malnutrición grave y afectar a todo el organismo causando, entre otras cosas, pérdida de peso, anemia, hipoglucemia, cabello muy frágil, líneas blancas en las uñas, sistema inmune debilitado, etc. Por ello, con el objetivo de ayudar a paliar un déficit de proteínas, aumentar la masa muscular o ayudar a ofrecer la mejor salud posible a los deportistas comprometidos con cualquier disciplina que requiera un alto nivel de preparación y esfuerzo, nacieron los productos Sfy Nutrition, una marca especialista en suplementos deportivos y de nutrición.
  • Déficit de vitaminas y minerales. Por falta de consumo de alimentos ricos en estos nutrientes, lo que puede afectar especialmente a grupos de edad con necesidades específicas como personas en etapa de crecimiento, personas de edad avanzada, etc.
  • Consumo de suplementos de antioxidantes artificiales, que pueden ser especialmente dañinos para la salud.
  • Desarrollo de trastornos alimentarios, tan sensibles como la anorexia o la bulimia, con un cuadro de mayor gravedad médica que el pequeño exceso de peso que en un principio se deseaba corregir.
  • Es una dieta con efecto rebote, dado que el peso perdido se recupera fácilmente una vez se vuelva a comer de forma organizada y con total normalidad.

La dieta sana y el ejercicio físico es la mejor opción

Más allá de este tipo de dietas existen otras mucho más sanas como la dieta mediterránea, la cual es muy completa y, aún por encima, nuestra y es que gracias a ella tendremos todos los nutrientes y vitaminas que nuestro cuerpo necesita. Por ello, si optamos por esta dieta estaremos más sanos y, si aún encima, la acompañamos de deporte, el resultado puede ser más que positivo para nuestro organismo.