Las gafas como complemento de moda

Las gafas como complemento de moda

Hace ya bastantes años que las gafas irrumpieron con fuerza en el escenario de la moda como un complemento meramente decorativo. Tanto las grandes firmas como las pequeñas empresas empezaron a crear diseños con cristales transparentes, sin graduar, e incluso sin cristales, para que los jóvenes más “cool” del momento pudieran lucir unas gafas acordes al “outfit” que decidieran llevar ese día. Ahora bien, ¿qué piensan de esto aquellos que deben llevar gafas obligatoriamente por salud?

Miles de españoles optan por pasarse a las lentillas o incluso operarse la vista con tal de poder evitar el uso de gafas graduadas en su rutina diaria. En COC, Clínicas Oftalmológicas Centrofama, donde cuentan con un fantástico equipo oftalmólogo en Murcia, nos han asegurado que la operación de miopía láser sigue siendo una de las más demandadas lo que puede parecer contradictorio: mientras unos compran gafas sin cristales para parecer más “guays” otros se operan para poder quitárselas. Es como la joven que tiene el pelo liso y siempre ha soñado con el pelo rizado, o aquella que tiene preciosas hondas y siempre ha querido llevar el pelo totalmente lacio. Incongruencias de la vida ¿no?

Lo que se lleva

“Grande, ande o no ande”, como dice el refranero español. Ahora mismo las gafas que más se llevan son grandes y con montura de pasta, de esas que se ven a distancia aunque intentes disimilarlas.

Ya no se necesitan dioptrías para poder llevar un “look” intelectual, ahora las gafas son un complemento más que puede llevar aquel que le apetezca, independientemente de si las necesita para ver bien o no.

Los bloggers, de hecho, no dejan de subir imágenes con gafas o sin ellas según les convenga, y esto hace que aún estén más de moda entre la sociedad más joven del momento. Chiara Ferragni, por ejemplo, es asidua a subir imágenes a sus redes sociales en las que luce atrevidos “looks” con gafas vintage e incluso de tipo nerd, y sus seguidores aplauden la iniciativa constantemente.

No obstante hay que saber lucirlas, aunque esto ocurre prácticamente con cualquier complemento. Si no elijes bien lo que llevas en cada momento, con qué lo combinas e incluso cómo lo llevas, es posible que en lugar de quedarte como a Ferragni te queden las gafas un poco más a lo “Steve Urkel” y que conste que yo adoraba a este personaje en mis tiempos mozos.

En el mundo de la moda masculina también se han convertido en todo un acierto para muchos “outfits”. Tal y como dice elportaldelhombre.com, “ese objeto que cuando éramos pequeños nos traía alguna burla a quienes las llevábamos, hoy en día se ha convertido en un importante complemento estético”.

En este caso, y a pesar de que las mujeres también las usamos muchísimo, los hombres tienden más a lucir las gafas de sol como complemento de moda que las gafas con cristales transparentes, pero aun así también son un objeto de moda para ellos.

Cómo elegir tus gafas

Para empezar, y según los expertos, todo depende de tu óvalo facial, es decir, de la forma de tu cara. Así que lo primero que tienes que hacer es mirarte al espejo detenidamente y comprobar si tienes un óvalo facial redondo, alargado, en forma de V, etc. Una vez tengas eso claro vamos a ver algunos consejos:

  • Óvalo facial redondeado: puedes optar prácticamente por cualquier tipo de gafas pero olvídate de aquellas que tienen forma redonda en los cristales porque va a ser demasiado para tu rostro. También te quedarán muy bien las gafas elevadas a los extremos, porque estilizan muchísimo el óvalo facial. Las monturas al aire siempre serán una buena opción para ti.
  • Óvalo alargado: te van a quedar de lujo las gafas con forma estrecha y alargada a lo ancho puesto que dará la sensación de que te lo acortan y suavizarán tus rasgos.
  • Óvalo en forma de V: te quedarán genial las gafas cuadradas, pero siempre que tu barbilla sea más estrecha que el resto de tu óvalo facial. Las gafas de pasta marcan mucho los rasgos faciales así que tal vez sea una buena idea usarlas para resaltar tus ojos y labios.