Pinta las habitaciones según tu personalidad

Pinta las habitaciones según tu personalidad

Cada persona tiene su propio color, una tonalidad cuya luz se filtra apenas a lo largo de los contornos del cuerpo. Una especie de halo. Como en las figuras vistas a contraluz. Una frase del escritor Haruki Murakami y que resume muy bien lo que es la vida y nuestros colores. Y es que como la vida es un enorme lienzo y hay que darle color. Por este motivo, cada persona está identificado a unos colores. Los expertos recomiendan que para mantenerse bien de ánimo, lo mejor es pintar nuestra casa según nuestra personalidad. Ahora bien, para ello hay que conocer cómo somos y conocer muy bien el significado de los colores y la psicología del color.

Rojo

El rojo es perfecto para la gente con una personalidad extrovertida, que vive hacia afuera, tiene un temperamento vital, ambicioso y material, y se deja llevar por el impulso, más que por la reflexión. También es el color de los maniáticos y de Marte, evoca la guerra, el diablo y el mal. Es el color de la pasión, del instinto, de las cosas terrenales, despierta el apetito. Ahora bien, Si te sientes débil o deseas fortalecer tu vida sexual, lo que tienes que hacer es pintar las paredes de tu habitación con el color rojo. También lo puedes ocupar en adornos en lugares específicos, como cocina, recámara, en la ropa ocúpalo de preferencia en los zapatos, calcetines, pantalones.

Azul

Es un color que nos aporta una gran profundidad intelectual y espiritual. Se le asocia con personalidades centradas en su vida interior, además con la introspección, los sueños y los ideales. Simboliza descanso, serenidad, relajación y quietud. Así con estas premisas, está claro para qué lo vas a usar, por ejemplo en un espacio destinado para la meditación, si te dedicas a alguna actividad estresante, este es el color indicado. Es el color perfecto para los niños inquietos y muy activos, que se comportan de manera agresiva o impulsiva. Si estás estresada, usa un azul de tonalidades cielo o de mar y seguro que logras relajarte. Será como estar mirando al mar Cantábrico.

Amarillo

Es el color más luminoso y expansivo que se conoce. Es el color del sol, de la luz y del oro, y como tal es violento, intenso y agudo. Suelen interpretarse como animados, joviales, excitantes, afectivos e impulsivos. Si tienes pensando usar el amarillo, puedes utilizarlo en tu estudio o en espacios donde desees permanecer alerta, concentrado y optimista.

Verde

Es el color de la vida, de las plantas y de la salud, y por supuesto de la esperanza. Es un color que simboliza equilibrio, no solo porque se encuentra justo en medio de la escala de los colores, sino porque está compuesto por un color cálido que es el amarillo y uno frío que es el azul. Por este motivo si cumples con estas características, úsalo en espacios donde desees desarrollar un ambiente de natural frescura; puede ser muy adecuada para una sala de estar, o el cuarto de la televisión son buenos espacios para el color.

Naranja

El naranja simboliza el ardor, incandescencia, euforia y actúa para facilitar la digestión; mezclado con blanco constituye una rosa carne que tiene una calidad muy sensual. Posee fuerza activa, radiante y expansiva. Tiene un carácter acogedor, cálido, estimulante y una cualidad dinámica muy positiva y energética. Si quieres pintar las paredes de tu casa, utilízalo en un cuarto de juegos, en tu oficina si te dedicas a la creatividad (chef, diseñador); incluso lo puedes utilizar en el comedor, ya que reaviva el estado de ánimo para la convivencia.

Blanco

Es el resultado de la combinación de todos los colores anteriores, es un color trascendente y de dimensiones superiores, ofrece la idea de pureza, inocencia y modestia, además es el símbolo de lo absoluto, de la unidad, la paz y la rendición. Está claro que es el más usado por todas las personas en sus casa, pero es cierto que hay diferentes tonalidades de blanco. Aunque bien utilizado crea un efecto de intensa paz y conexión con el espíritu.

Cuando decidas pintar tu casa, eso sí, ponte en manos de profesionales. Ellos sabrán asesorarte sobre el color adecuado, como indican desde La Casa del Pintor de Murcia, “cada cliente es único. Por eso ofrecemos un asesoramiento cercano y personalizado”, apuntan.

Ya sabes que el color es vida, porque un mundo sin color se nos presenta como muerto. Los colores son las ideas primordiales, los hijos de la luz. Ahora solo tienes que coger el lienzo de tu vida y darle color. ¿Qué tonalidad se asocia más con tu forma de ser?